El negocio de la cerrajería es muy competitivo en cualquier localidad, por ello, te vamos a brindar algunos consejos, con la finalidad de que mejores tu atención al cliente y así tu empresa de servicios pueda recibir una excelente reputación.

El valor de la puntualidad

La puntualidad es un elemento clave, no solo en el servicio de la cerrajería, en cualquier aspecto de la vida. Es importante que el cerrajero considere que en su área de trabajo, la mayoría de los clientes están luchando contra el tiempo, sin mencionar las posibles condiciones en las que se encuentra, como estar agitado, incluso… nervioso.

En otras palabras, para el cliente no puede entrar a su casa en horas de la noche o que las llaves del coche se han quedado dentro y es tarde, el cerrajero es su única posibilidad de solucionar su gran problema.

Vale mencionar, que la puntualidad no solo hace referencia a llegar a un lugar a la hora señalada, también se refiere a la entrega de un proyecto en el momento acordado.

La prioridad es el cliente

Cuando has aceptado un contrato, recuerda que el cliente siempre es la prioridad, en especial si ya te encuentras en el lugar de encuentro con el cliente. Aparte, debes brindar un trato con el mayor respeto posible y ayudarle a solucionar el problema, de manera profesional.

Por otra parte, debes dejar a un lado cualquier elemento que te pueda distraer, y así te podrás concentrar de manera exclusiva en la ejecución del proyecto, de esta manera, tendrás garantizado un cliente satisfecho.

Sé educado siempre

Estamos de acuerdo en que la atención al cliente puede ser bastante difícil, existen clientes que son difíciles de manejar, sin embargo, ten presente siempre que debes concentrarte para proporcionar el mejor servicio.

También debes considerar las experiencias anteriores del cliente, si éstos han sido maltratados o han sido víctimas de un fraude, se sentirán en constante peligro, por lo que muchas veces optan por crear un escudo contra nuevos técnicos.

Ofrece tu mejor sonrisa

Jamás dudes del poder de una sonrisa, esta sencilla herramienta puede tranquilizar a casi cualquier persona, y brindará una buena impresión a nivel profesional a tus clientes.

Una actitud agradable y una sonrisa sincera, logrará que sus clientes se sientan en confianza. Además, un cerrajero que luce feliz al momento de hacer su trabajo, va a captar muchos clientes, porque va a dar la impresión de ser un apasionado técnico profesional en su área.

Sé transparente en todos tus proyectos

El cerrajero es el profesional en el cual el cliente confía, por lo que debes ser lo más transparente posible, ante cualquier proyecto.

Muestra las credenciales que te certifican como cerrajero profesional, entrega una tarjeta de presentación o un presupuesto con un membrete, en cualquier caso, debe contener dirección del local, número de teléfono móvil y local, así como cualquier otro tipo de información que pueda ser relevante para demostrar la transparencia de tus servicios.

Recuerda que al culminar el proyecto, debes proporcionar al cliente una factura con toda la información de contacto pertinente… Y no olvides cerrar cualquier trato, con un apretón de manos.

Por admin

error: Content is protected !!