¿Decidiste emprender un negocio propio? Es importante organizar todo lo relacionado con tu emprendimiento, para aprovechar al máximo sus beneficios. Y si este nuevo plan consiste en un restaurante, te invitamos a conocer algunos tips que serán de gran ayuda.

Define las áreas de trabajo

Este paso es fundamental para evitar incidentes en tu restaurante. Por lo que es necesario que la organización de las áreas sea de tal manera que, nunca exista la posibilidad de un retorno o cruces entre lo que definen como sector limpio y sector sucio.

Por otra parte, recuerda que el área de limpieza, debe estar separada del resto de la cocina, porque aquí se manipulan muchos productos químicos, y no deben mezclarse con el área en la cual se tratan los alimentos, por razones de seguridad e higiene.

Los espacios deben ser definidos, considerando la cantidad de empleados que van a transitar con regularidad y los electrodomésticos a instalar, en este último aspecto, solicita la orientación de un profesional, así podrás hacer la disposición de manera tal, que disfrutes del ahorro energético, así como cualquier otra recomendación, para tal fin.

Una correcta distribución de actividades

Evalúa la capacidad de comensales que puede manejar tu restaurante, esto te indicará la cantidad de empleados que necesitas para el cumplimiento de todas las funciones.

Define todas las tareas a realizar y los empleados responsables de ellas. Hazle saber a todos los trabajadores, la importancia del cumplimiento de sus funciones con absoluta eficiencia, esto incluye el estar presente en su puesto de trabajo con antelación.

Los cocineros son responsables de su área de trabajo, respectos a sus utensilios, éstos deben estar impecables y bien organizadas, así como el cerrajero lo hace con sus propias herramientas, esto optimiza las funciones, no existe pérdida de tiempo en buscar implementos de cocina, por lo tanto, habrá mayor eficiencia.

De igual manera, es ideal que los meseros tomen unos minutos para repasar las condiciones de la mantelería, cristalería y cubiertos, antes de recibir al primer comensal.

Si notas algunas deficiencias iniciales, no te preocupes, a medida que avanzas en el desarrollo de tu negocio, podrás definir las estrategias que puedan resultar adecuadas para tu restaurante.

Organización de los productos

En caso de que desconozcas la regla principal en una cocina, te la presentamos, los primeros alimentos en llegar, deben ser los primeros en salir.

Con esta norma, se ha demostrado que la cantidad de residuos es mínima, y como los alimentos circulan de manera eficiente, no se van a quedar atrasados en la despensa, corriendo el riesgo de perder sus cualidades.

Un detalle importante, deben etiquetar todos los productos, en especial aquellos que son perecederos. La etiqueta debe indicar fecha de entrada y la fecha límite de consumo.

Es recomendable que todos los productos y demás artículos necesarios para el correcto funcionamiento del restaurante estén bien ubicados, de manera que podrás utilizar despensas y almacenes de diferentes tamaños, según tus necesidades.

Y al colocar los productos en estos espacios, considera sus necesidades de temperaturas, ten todo al alcance de tu mano, recuerda siempre que el orden será tu mejor arma en el camino al éxito.

Por admin

error: Content is protected !!