Actualmente el 15% del consumo energético de la ciudad de Barcelona está relacionado con la actividad comercial. Ante la perspectiva de un frío invierno, y la energía en máximos históricos, conviene estar preparado.

Aunque el aumento de los costes de la calefacción y de la iluminación pueda afectar tu factura de luz, hay algunas formas de reducir ese impacto durante el invierno.

Por esto es importante hacer un inventario energético de un establecimiento comercial, contratar la tarifa correcta y ejecutar las medidas para optimizar los equipos. Y también puedes seguir estos consejos para reducir los costes de energía.

Formas de reducir los costes de energía invernales en Barcelona

Eliminando fugas de aire

Como propietario o encargado de un negocio tienes muchas responsabilidades; pagar los servicios, el personal y los impuestos, controlar los precios de los duplicados de llaves y la seguridad. Pero, además, debes hacer todo esto mientras mantienes la rentabilidad de tu actividad.

En este invierno deberías también preocuparte de la eficiencia energética, y el control de las fugas es un punto importante.  Estas son cosas que puedes hacer:

  • Inspecciona las ventanas y los marcos de las puertas y utiliza masilla para asegurarte de que el aire caliente no se escapa.
  • Instala sellos y burletes en las puertas exteriores para mantener el aire frío fuera.
  • Revisa los conductos de aire en busca de fugas para garantizar un menor desperdicio de energía.
  • También puedes considerar la posibilidad de realizar una auditoría energética para identificar las zonas menos eficientes.

Calentar el local de forma más inteligente

Una forma de mantener bajo el consumo de energía es calentar de forma selectiva e inteligente. Los termostatos inteligentes están en todos lados y son más económicos que nunca, y los puedes usar para aprovechar las tarifas eléctricas más reducidas de la madrugada.

Estos permiten apagar la calefacción automáticamente para evitar los picos en el precio, y encenderlo durante los valles en el coste eléctrico.

Si tienes depósitos que no se usan con frecuencia, no es necesario calentarlos diariamente. Puedes instalar puertas para aislar estas zonas del resto de áreas que deben mantenerse calientes.

La iluminación más eficiente

La luz que menos consume es la que no se enciende. Así que una forma sencilla de reducir los costes energéticos en invierno es utilizar la mayor cantidad posible de luz natural en lugar de la artificial, cuya generación cuesta dinero.

La luz natural es gratis. Busca zonas en las que la luz natural cree una amplia visibilidad y reduce el uso de la iluminación artificial en la medida de lo posible.

Pero siempre que necesites iluminación artificial, debes apostar por la más eficiente. Si utilizas lámparas antiguas y anticuadas, podrías ahorrar costes energéticos cambiando a lámparas LED.

Estas lámparas utilizan menos energía para crear la iluminación, lo que definitivamente puede ahorrar en costes de energía al tiempo que proporciona una iluminación agradable y vibrante que tu negocio necesita.

Instala sensores de ocupación y temporizadores

Una de las formas más sencillas de reducir los costes energéticos en invierno es asegurarse de que no se desperdicia energía de iluminación en habitaciones o espacios vacíos.

La instalación de sensores y temporizadores garantizará que las luces sólo se utilicen cuando sean necesarias y ayudará a reducir la factura de luz. Aunque este es un gran consejo para todo el año, sin duda puedes incluirlo en tu plan de invierno para ahorrar energía en tu negocio.