Para toda persona que esté pensando en abrir un negocio de hostelería, lo primordial que debe conocer son las características de un restaurante.

El éxito de todo local relacionado con la gastronomía proviene de la distribución de las maquinas y electrodomésticos, la eficiencia del trabajo que realiza el personas y la organización dentro de la cocina.

El conocer las características de una cocina de restaurante, ayuda a comprender los elementos necesarios para realizar una gestión de trabajo excelente.

Puntos y elementos claves de una cocina de restaurante

Toda empresa, hostelería, local comercial, se rige bajo una jerarquización, distribución y organización propio donde prevalece los objetivos del negocio. Entre los elementos claves existen:

Iluminación: Cuando se refiere a la cocina, no solo se trata del espacio donde se preparan los alimentos, también los depósitos y zonas circundantes, para que el trabajo se dé en forma eficiente.

En la cocina debe existir la presencia no solo de luz artificial sino de luz natural, para que el equipo de trabajo pueda visualizar los elementos presentes en esta, lo cual a su vez reduce la posibilidad de accidentes laborales y retrasos en la preparación de platos.

Las maquinas de congelación, depósitos fríos, electrodomésticos, deben contar con iluminación LED, no se puede olvidar el consumo eficiente de este elemento, se recomienda adquirir equipos que permitan reducir costes sin sacrificar la calidad.

Suelos, paredes y techos: Tanto los suelos como las paredes deben tener un material impermeable, el cual no solo disminuya la limpieza sino los problemas con la movilización en el área de la cocina.

Los expertos como los cerrajeros indican que el material que se utilice para la cocina sea liso y de tono claro como el blanco, para que la luz pueda rebotar y distribuirse por todo el espacio, mejorando la iluminación y reduciendo el costo de energía eléctrica.

En el área de techo, es una superficie difícil de limpiar e higienizar, es aconsejable utilizar un material impermeable para la humedad, los vapores y que permita eliminar los residuos de polvo.

Ventilación y el sistema de aire acondicionado

La cocina siempre debe contar con un sistema de ventilación que sea eficiente, ya que es un lugar cerrado donde se concentran los gases y vapores que afectan la visión de los trabajadores y su salud.

Al haber una concentración de humos puede afectar los alimentos, ya que la temperatura aumenta, provocando daños o acelerando el proceso de descomposición de las frutas, verduras y carnes.

El sistema de ventilación incluye campanas sobre los hornos, freidoras y los aparatos de cocción, para evitar que el humo afecta al personal de la cocina y los alimentos.

Un sistema de aire acondicionado mantendrá fresco el área de la cocina y la sala de comensales.

Gestión del espacio: Este punto guarda relación con la forma de organizar, administrar y distribuir los elementos que posee una cocina, para que el personal se desplace comodamente sin tropezar con otros, provocar accidentes aparatosos.

Las maquinas deben tener un diseño y tamaño adecuado, mientras exista una buena distribución el desplazamiento será cómodo y a su vez dejar espacio para una futura ampliación.

Sistema de Agua y maquinarias: El agua es un elemento que no puede faltar, esta debe ser potable y apta para él consumo, es utilizado para limpiar e higienizarse,