La alimentación sana y balanceada es la clave para mantener una excelente salud, sin embargo, existen algunos alimentos que pueden generar reacciones involuntarias al organismo, que incluso pueden poner en riesgo la vida de quien padece las alergias.

¿Alergia alimentaria o intolerancia alimentaria?

Cuando un alimento ocasiona alguna reacción desfavorable, es muy común la confusión entre una alergia o la intolerancia, pero sin embargo, son dos afecciones diferentes entre sí.

La intolerancia ocurre cuando el organismo no puede digerir de manera correcta un alimento específico, hasta el punto de irritar el sistema digestivo. Algunos de los síntomas de la intolerancia alimentaria son diarrea, dolor de cabeza, dolor abdominal, gases, náuseas, entre otros.

Por otra parte, una alergia alimentaria se presenta cuando el organismo da una respuesta desproporcionada del sistema inmunitario, porque el alimento ingerido es considerado un invasor, así que el organismo genera una respuesta, como la de una alarma instalada por el cerrajero en tu hogar, pero en este caso se liberan sustancias químicas, como la histamina.

Algunas de las reacciones de una alergia alimentaria son dificultades para respirar, urticaria, inflamación, opresión de la garganta, vómitos, y otros más graves aún.

La contaminación cruzada

Es imposible tener un control exacto respecto a la preparación de algunos alimentos, porque existe lo que se conoce como contaminación cruzada, y esto no aparece registrado en ninguna etiqueta.

Este efecto ocurre cuando al momento de preparar los alimentos, estos tienen contacto indirecto con otros productos, los cuales te pueden ocasionar alguna alergia.

En el caso de fábricas de alimentos, es posible que se utilicen las mismas instalaciones para preparar diferentes productos. En estos casos, algunas compañías incluyen en sus etiquetas el riesgo de contaminación cruzada, con mensajes como “puede contener trazas de XX” o similares.

Pero la contaminación cruzada puede aparecer en otras instalaciones, como restaurantes, porque es muy probable que los mismos utensilios se utilicen para preparar todo tipo de alimentos, también las mismas superficies, e incluso freír en el mismo aceite.

Recomendaciones para evitar sufrir de alergias alimentarias

La única manera de evitar un episodio con las alergias, es evitar el contacto y consumo del alimento que la produce, pero esto, aunque es un paso sencillo, no siempre es posible llevarlo a cabo, pero mientras puedas, sigue estas sugerencias.

Debes ser muy consciente de tus alergias, esto es fundamental, así cuando vayas a comprar tus alimentos al supermercado, lee bien las etiquetas de los alimentos, en especial si es la primera vez que vas a probar un determinado alimento, así encontrarás todos los ingredientes que contiene cada producto.

Un verdadero reto es el poder monitorear los alimentos que ingieres, si comes fuera de casa, o bajo la modalidad de compra a domicilio, ésta última muy frecuente en los últimos meses, debido a las restricciones por la pandemia. Así que, al momento de hacer tu pedido, debes notificar de tus alergias, así ellos se encargarán de tomar las medidas preventivas pertinentes.

Necesitas conocer con total claridad, los medicamentos que debes ingerir ante cualquier caso de alergia, porque en ocasiones, aún tomando las precauciones anteriores, es posible que puedas presentar alguna reacción no deseada.